Alumbrado público

La visibilidad, la comodidad y seguridad a los
viandantes y usuarios y a la estética de las calles,
plazas, edificios, etc.

Estas son las funciones básicas que ofrecemos a nuestros clientes con el asesoramiento necesario para cubrir sus necesidades en dos campos principalmente.

 

En primer lugar en la mejora de la iluminación y, en consecuencia, de la visión en las zonas públicas mejorando la seguridad de los ciclistas y peatones y el bienestar de la gente en áreas urbanas así como contribuyendo a la creación de un entorno nocturno que haga más atractiva la ciudad y mas amable la relación con sus habitantes.

 

Y en segundo lugar en las necesidades de optimización de la eficiencia y el ahorro energético de estas instalaciones que contribuya a la mejora de la sostenibilidad mediante la utilización de lámparas eficientes en los principales ámbitos públicos y a limitar el resplandor luminoso y su contaminación lumínica.

 

Todo ello en los siguientes ámbitos:

  • Zonas residenciales : jardines, zonas de recreo, ○ zonas de espera
  • Viales: carreteras, rotondas
  • Zonas urbanas y equipamientos : calles, parques y equipamientos deportivos
  • Arquitectónico : fachadas, monumentos